En torno a Breaking Bad

 

Breaking Bad, serie creada por Vince Gilligan, es una idea extensa y moderna sobre como un alquimista descubre la piedra filosofal, la divide en gramos,-azules por supuesto-, la distribuye, corrompe a algún reinado y controla su reparto. Del otro lado, un aprendiz de mago que corre el riesgo de no saber controlar la nueva magia o quizás de no poder controlarse siempre a si mismo. Ciertamente no por esta simple metáfora y sus cinco temporadas ha llegado a ser valorada como una de los mejores series de los últimos tiempos. Hay más, existe  una bien elucubrada escenografía de medio oeste que rememora a los indios y vaqueros, en donde  ahora carteles y agentes de la DEA juegan a exterminarse; creación de antihéroes que  destruyen a otros antihéroes. Como las buenas historias,  es difícil definir si existen antagonismos o si sólo son sendas tonalidades de maldad. Una extraña fascinación de los personajes  por querer ser múltiples víctima, múltiples vengadores, múltiples némesis de sí mismos. Modos de contar la historia, de jugar con el tiempo. Y existe la psicología que poco a poco a inundado a las nuevas series bien logradas, puesto que conocemos no lo banal de su exterioridades,  sino de su planificado proceder, que después de acostumbrada a ello por parte de los espectadores surge lo sorprendente, siendo esto  la continua re-elaboración de la moralidad  que en cada temporada,  llega a limites donde es imposible definirla. Por otro lado la música es el vehículo que une partes, que  extermina para siempre  el “dos años después”, ahora ella se encuentra adecuadamente ubicada en sus diferentes géneros.

Breaking Bad  es una gran estructura en donde la escusa  son  todos los personajes por controlar la metanfetamina, por buscar paradójicamente el más alto grado de  su pureza. Pero como el anillo wagneriano en donde el que la pose quedará maldito sin amor,  en la serie la fatalidad de poseerla se reviste de ausencia, de la soledad, de la muerte, de una mala muerte.

Y bueno también tiene explosiones, muchos calvos, la fascinante voz de Mr. White, neonazis iracundos, desenlaces  casi Shakesperianos, y quizás ya fanatizado por la serie, conocer otro aspecto de la palabra “let´s  cook”.

 

Por Hagen Pandora.

One thought on “En torno a Breaking Bad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s