En Villa a un día del invierno

Imagen

Para Anais…

 

Paisajes untados de niebla

Plateadas ramillas de un viaje

HOMESICKNESS. Juan Ojeda.

 

Me acurruqué entre mis ropas,

sintiéndonos más cerca al mar.

 

Sublime paisaje,

horrible para mis podridos pulmones.

 

Esperábamos esa oruga metal-vidriera,

que se desliza en el cemento,

por la tierra,

sobre la arena

incluso por los aires

pero que nunca es parte

de tan ciudad collage.

 

Nos hablamos de soledades,

y de eternas formas de mejorar los últimos tiempos de rebalsada tristeza.

Difícil problema

¡sin ser adictos a nada!

 

Era mediodía

y la gente se despertaba,

o al mediodía yo las desperté para mí,

capté a lo lejos

su pausada forma de mirarme al rostro,

y  como a modo de defensa,

descascaraba sus cuerpos

quedándome con los ojos,

ladinos,

tenues,

negros,

muy negros ojos,

y me turbaba,

por el miedo a no saber cuál de ellos me retendría hoy en un sueño

o si yo soñaría a alguien,

todos los días,

como un cierto tipo de maldición.

 

Volvíamos -en fin- a lo que para mí es la ciudad -en mi pobre y reducido nivel espacial-

Y el tiempo se comprimía

y el espacio se hacía una larga película

mientras lacerados

y muy

muy en silencio

escuchábamos el hondo trajinar de la oruga

metal-vidriera.

 

Hagen Pandora.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s